Queridas amigas y amigos, nos disponemos a vivir los días más importantes de la fe cristiana. Por ello, en las circunstancias actuales, es importante celebrar estos días, desde casa, con la intensidad que podamos y unirnos así a la invocación del Papa Francisco de la intercesión de la Bienaventurada Virgen María, para que escuchemos la llamada de Dios, fijemos la mirada del corazón en el Misterio pascual y nos convirtamos a un diálogo abierto y sincero con el Señor.De este modo podremos ser lo que Cristo dice de sus discípulos: sal de la tierra y luz del mundo, como el propio Papa nos dice.

Os proponemos una serie de MATERIALES que nos ayudarán a vivir más intensamente este tiempo, para que, uniéndonos por los medios de comunicación y las redes sociales a las celebraciones, podamos experimentar la gracia del Señor que se nos regala y podamos experimentar personal y familiarmente esa confianza sin límites que estamos trabajando durante este curso.

Que estos días santos los vivamos centrados en Aquel que sabe lo que significa cargar con la propia cruz y con la cruz de tantos, pero que también sabe lo que significa resucitar y vivir como resucitado para todos. Que vivamos estos días de la mano de María, la mujer confiada, la discípula fiel, la madre de Jesús y madre nuestra.


¡Feliz Semana Santa confinada!